Guru y Mohamed.

    Guru es una amiga del alma que desde hace años trabaja duramente en el SAMUR Social de Madrid. Es trabajadora social y pelea cada día por mantener su trabajo y por atender dignamente a las personas más necesitadas en la capital madrileña. Tanto una cosa como otra son precarias por los recortes que se han aplicado a los servicios sociales y a los derechos laborales por los diferentes gobiernos a todos los niveles.

    Guru dedica su vida a cuidarnos.

Mohamed es un amigo del alma que trabaja en un centro de salud de Andalucía. Es médico especialista en urgencias y medicina familiar y comunitaria al que le ha costado sangre, sudor y lágrimas sacarse la carrera y dejar atrás a su familia y su país de nacimiento. Hizo su especialidad en el Hospital de Mérida y ahora tiene en sus manos la salud de los niños y niñas de un pueblo sevillano.

Mohamed dedica su vida a cuidarnos.

    Guru es un torbellino de emociones, una tormenta de energía inagotable para ayudar a quienes más lo necesitan. No tiene horas ni días, ni entiende de vacaciones o días de fiesta. Cada vez que estoy con ella vengo con la pilas cargadas para seguir mi día a día.

    Mohamed me enseñó la enorme potencia de la templanza y la reflexión. El poder del análisis y la tranquilidad. Sus problemas de salud no son ningún obstáculo para seguir velando por la salud de las pequeñas grandes personas que le rodean. Cada vez que estoy con él vengo con las pilas cargadas para mi día a día.

    Guru y Mohamed son para mí dos grandes ejemplos de dignidad.

    Guru y Mohamed hacen nuestra sociedad mejor.

    Guru es gitana de piel morena.

    Mohamed es musulmán de piel morena.

Guru y Mohamed son víctimas de comentarios y actitudes racistas con más frecuencia de lo que es esperable en un país democrático.

Curiosamente la última conversación que tuve con ambos fue sobre el resultado de las elecciones andaluzas y la amenaza que supone para estas personas, que hacen de nuestro país un lugar mejor, el auge de quienes añoran el franquismo y quieren derogar la ley de memoria histórica, la ley de igualdad entre hombres y mujeres, las leyes LGTBI o endurecer las leyes contra las personas migrantes.

Yo quiero un país multicolor y multicultural que nos enriquece y nos hace crecer como persona.

Yo quiero un país con Guru y Mohamed.

    Cuando digo Guru digo Ana, Aurora, Carmen, Noelia, María, Rebeca, Silvia, Beatriz, Sandra, Gertru, Antonio, Jose Manuel, Juan Félix, Nicolás…

    Cuando digo Mohamed digo Daniela, Yeison, Diana, Abdel, Ebbaba, Spitou, Salma, Mustafa, Rita, Fatma, Sarah, Allali…

    Trabajemos duro por el país que queremos. Nos va la vida en ello.

1diversidad

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s