Menos líderes políticos y más líderes sociales.

LA SORPRESA.

Para algunos la irrupción de VOX en el Parlamento andaluz ha sido una bofetada de realidad aunque mucha gente ya sabíamos que estaban ahí, ocultos en el PP (también en las abstención y otros partidos). ¿En qué habéis estado pensando todo este tiempo?.

Aquí en Extremadura, además, tenemos el dudoso privilegio de tener desde el mes de septiembre el primer diputado afiliado a VOX de todo el país -aunque se presentó a las elecciones con el PP-, condecorado por la Fundación Francisco Franco en diciembre de 2016 siendo diputado por el Partido Popular, hace ya dos años, señoras y señores ¿necesitan más pruebas?. Lo mismo ocurrió con el alcalde “popular” de Guadiana. Dos personajes que llevan media vida viviendo del dinero público, como su líder nacional, y que ahora se presentan a salvar nosequé.

Estos admiradores de Franco, racistas, machistas que odian al que no es como ellos llevan tiempo haciendo de las suyas en nuestra tierra. En los últimos 10-15 años se han repetido agresiones fascistas en la ciudad de Badajoz o Cáceres, la última en Calera de León el pasado mes de noviembre de 2018 (1) En 2016 quemaron la sede de Campamento Dignidad en Mérida donde se almacenaban dos mil kilos de ropa recogida para los refugiados de Calais (2) . En los últimos meses se han repetido agresiones homófobas por cuestión de orientación afectivosexual. Como muestra este artículo han aumentado los delitos de odio en Extremadura (3).

Llevan aquí mucho tiempo, en nuestras calles, en nuestros barrios, lo que pasa es que hemos preferido mirar para otro lado, y votaban al PP (aunque no hay que olvidar que VOX ya se presentó a las últimas elecciones extremeñas con resultados ridículos).

Hace unos días, el paisano Raúl Solís explicaba en este artículo sobre las elecciones andaluzas que el problema no es VOX, sino el PSOE andaluz (4) que ha abonado el camino a la ultraderecha abandonando a su suerte a millones de andaluces y andaluzas que finalmente han decidido no votar o han votado a quienes se mostraban más feroces con el régimen andaluz. Adelante Andalucía no ha sabido recoger ese descontento.

    Siguiendo con esta teoría y con los precedentes en Extremadura si extrapolamos los resultados en Andalucía a nuestra tierra, el reparto actual de escaños 30 PSOE, 27 PP, 6 PODEMOS, 1 Ciudadanos, 1 “VOX” podría pasar a un improbable 21 PSOE, 15 PP, 12 Ciudadanos, 10 Unidos Podemos y 7 VOX. Digo improbable porque en Extremadura tanto Ciudadanos como PODEMOS han obtenido resultados más escasos que en Andalucía mientras PP y PSOE se han mantenido más fuertes que en el resto del país, por lo que un reparto más conservador podría ser 28 PSOE, 24 PP, 7 Unidos Podemos, 4 Ciudadanos, 2 VOX.

Más allá de la sorpresa inicial lo que nos debe preocupar no son aquellos que se muestran orgullosos del genocidio y la dictadura franquista, porque se ven venir, como los toros bravos. El problema viene de los toros mansos del PP y Ciudadanos que están obteniendo millones de votos con medidas muy similares a las de VOX. Al mismo tiempo Pedro Sánchez coqueteó con Ciudadanos en lugar de apostar por un gobierno progresista, el PSOE andaluz ha estado gobernando con Ciudadanos esta legislatura y el señor Guillermo Fernández Vara, el ala más conservadora del PSOE junto a Susana Díaz, prefirió pactar los presupuestos extremeños con el PP en 2016 y 2017, hacer actos conjuntos con el ultraderechista Pablo Casado y blanquear la deriva ultra de Partido Popular y Ciudadanos. Eso sí que me preocupa.

HEMOS COMETIDO ERRORES.

Hace unos días leía un artículo sobre la victoria del ultraderechista Bolsonaro en Brasil que decía: “Mientras el antifascismo sea solo discurso y no práctica, consignas y no comunidades barriales, la ultraderecha crecerá presentándose como solución a los problemas y miedos concretos de la gente.

En este sentido las “misiones Barrio Adentro” son una de las pruebas de que sólo la presencia en los barrios y en los pueblos, el calor y el contacto directo puede sustituir a la metralla de los medios de comunicación.

    Si algo he comprobado en mi etapa como diputado es la mediocridad del 90% de los representantes electos de los extremeños y extremeñas. No lo digo yo, lo pueden comprobar en las intervenciones públicas y los artículos en prensa. Hemos comprobado cómo unos recién llegados dábamos muy a menudo revolcones dialécticos a quienes llevan media vida en el sillón. Esto, lejos de ser una ventaja lo interpreto como un problema. He comprobado cómo nuestro grupo estaba sobrecualificado para la labor parlamentaria, hecho demostrado a través de la labor legislativa y discursiva realizada durante toda la legislatura.

Quiero decir con esto que hemos (hablo en primera persona) cometido el error de poner demasiados huevos en la misma cesta. Hemos llevado a las instituciones a personas de gran trayectoria social y formación cultural que han dedicado muchas horas a sacar adelante cosas importantes que los medios no sacan a la luz (mientras que cada vez menos gente ve los informativos y la prensa). Otras personas con el mismo compromiso político pero de menor visibilidad social podían haber hecho ese trabajo. Al mismo tiempo el hueco dejado fuera de las instituciones ha sido muy difícil de sustituir. Los sindicatos y los partidos hemos vaciado una parte importante del 15M y las Marchas de la Dignidad. Necesitamos más referentes en las calles, más líderes sociales y menos líderes políticos.

Me alegró que Monedero dejara la “dirección” de PODEMOS al principio porque él es mucho más útil en los medios de comunicación, televisión, radio, prensa, en los pueblos y en los barrios que metido ocho o diez horas entre plenos y comisiones que nadie ve. Rafa Mayoral era otro referente social por su trabajo en la Plataforma de Afectados/as por las Hipotecas que, debido a los pactos, los cupos etc, apenas ha salido en televisión. Mi amigo Diego Cañamero es otra persona más útil en la calle tirando del Sindicato Andaluz de Trabajadores/as junto a los compañeros Óscar Reina y Andrés Bódalo, que en el Congreso de los Diputados donde tuve el honor de escucharle pero en el que apenas le han dejado hablar.

A nivel regional tampoco debemos caer en ese error (excluyo de esta reflexión la política municipal en nuestros pueblos por ser mucho más cercana a la gente). Mi Eva Romero no deber ser diputada, debe seguir sembrando simiente de libertad en las nuevas generaciones que viven el teatro como un arma cargada de futuro. Kimet no debe ser diputado, está haciendo un trabajo ingente acercando la cultura popular a todos los públicos. Inma no debe ser diputada, no podemos prescindir de ese espacio feminista y antirracista a través del dibujo y la ilustración. Diego (o María Jesús o Juan Carlos) no debe ser diputado, debe seguir llevando la voz de la dignidad entre los jornaleros y jornaleras y explicar entre los seguidores del sector cinegético que hay otra forma de hacer las cosas. Eva García no debe ser diputada, tiene que seguir en su bar hablando cara a cara con la gente, debatiendo, discutiendo y poniendo toda su ilusión y voluntad para conseguir un mundo más justo. Si metemos a toda esta gente entre cuatro paredes y montañas de papeles dejamos a los pueblos y los barrios sin esperanza y ahí la ultraderecha tiene vía libre.

Hemos olvidado a los movimientos sociales, los hemos vaciado y hemos ignorado a los colectivos antifascistas y antirracistas que sufren en primera persona el auge de la homofobia y el racismo. El movimiento feminista y la marea pensionista han sabido readaptarse y organizar grandes movilizaciones.

Sólo si vamos de la mano se abrirán las grandes alamedas.

 

Fuentes:

1.- 5/11/2018 Un activista por la memoria histórica denuncia amenazas y daños tras un homenaje a víctimas del franquismo.

https://www.eldiario.es/eldiarioex/sociedad/Ataques-investigador-franquismo-Calera-Leon_0_832567632.html

2.- 24/05/2016 El Campamento Dignidad de Extremadura exige la intervención de la Delegación del Gobierno ante el incendio del almacén

http://www.tercerainformacion.es/antigua/spip.php?article102317

3.- 09/07/2018 Aumentan los delitos de odio en Extremadura.

https://www.elsaltodiario.com/saltamos-extremadura/aumentan-delitos-odio-extremadura

4.- No es VOX, es el PSOE andaluz.

https://www.lavozdelsur.es/no-es-vox-es-el-psoe-andaluz/

5.- 26/11/2018 Cómo derrotar a la ultraderecha sin pronunciar la palabra fascismo.

https://www.eldiario.es/internacional/derrotar-ultraderecha-pronunciar-palabra-fascismo_0_839916713.html

manifestacion-antifascista-sevilla-setas.png

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s