¿Es Extremadura la región de Europa con una distribución más injusta de las ayudas de la PAC?

Leía hace unos días al compañero Fernando Fernández que hacía una pregunta retórica sobre por qué los agricultores y agricultoras españolas percibían -de media- menos ayudas de la Política Agraria Común (PAC) que en Francia o Alemania.

19225794_268620026946614_3074252940898190365_n

Aterrizando el debate a Extremadura, según datos del FEGA de la campaña 2015 (son los últimos desagregados) tenemos que:

importe medio del derecho de pago a nivel nacional es de 261,26€ por hectárea, mientras que el importe medio del derecho en Extremadura es de 211,03€ por hectárea.

Estamos hablando de valores medios. Se da la situación de que en todas las regiones como pastos permanentes, cultivo permanente, etc -excepto en la del cultivo del tabaco- la media en Extremadura es inferior a la nacional. Esto se viene interpretando como que la hectárea en Extremadura es menos “competitiva” que en el resto de España.

-importe medio por explotación en España es de 5.164,28€ mientas que en Extremadura es de 6.466,14€ por explotación.

Combinando ambos datos tenemos que a pesar de que las explotaciones extremeñas sean consideradas como “menos competitivas” se da la circunstancia de que reciben -de media- mayor importe de subvenciones de la PAC que en el resto del país. Esto viene marcado, sin lugar a dudas, por el mayor tamaño medio que tienen las explotaciones en Extremadura, donde tenemos un latifundismo estructural y como recoge el estudio “Estructura de la propiedad de la tierra en España. Concentración y acaparamiento.” de Carles Soler y Fernando Fernández (coordinado por la Fundación Mundubat y Revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas) Extremadura es la región de Europa con una distribución más injusta de la propiedad de la tierra.

Siguiendo con la afirmación anterior ¿podríamos decir con estos datos que Extremadura es, además, la región de Europa con una distribución más injusta de las ayudas de la PAC?

En la última reforma de la PAC 2015-2020 se crea la figura de pequeño agricultor (aquellos que perciben menos de 1.250€ de pagos directos) según el propio ministerio: “con objeto de ayudar a preservar la agricultura a tiempo parcial, que tanta importancia tiene en determinadas áreas rurales españolas, y en aras de la simplificación ya que este nuevo régimen permitirá reducir las cargas administrativas”.

En el año 2014 más de 30.000 perceptores en Extremadura eran considerados pequeños agricultores, es decir, casi el 50% de los perceptores de PAC en Extremadura cobraban ayudas por importe inferior a 1.250€ al año.

Con la reforma de la PAC 2015-2020 se incluye un umbral mínimo de 300 euros para poder recibir las ayudas de la PAC, es decir, que los que tuvieran derecho a un importe inferior no cobrarían estas ayudas a partir de 2017. Esto se ha llevado a cabo de manera gradual de forma que en el año 2015 se eliminaban a los perceptores de menos de 100€, en 2016 a los de menos de 200€ y en 2017 a los de menos de 300€.

De esta forma en el año 2015 se excluyeron en Extremadura 515 perceptores, en el 2016 a 4.862 y en 2017 saldrán 4.450. En total casi 10.000 pequeños agricultores eliminados de las ayudas de la PAC lo que supone que dejarán de entrar en nuestros pueblos cerca de 2 millones de euros.

Esta PAC, por tanto, ha perjudicado gravemente a los pequeños perceptores extremeños y extremeñas que han sido expulsadas del sistema. Con una PAC que recorta los pagos por abajo y con unas fincas calificadas -de media- como “poco competitivas” ¿cómo puede ser que las explotaciones extremeñas perciban ayudas de la PAC por encima de la media española?.

Con la reforma de la PAC 2015-2020 se crea la figura de agricultor activo, con unos requisitos imprescindibles para poder cobrar. La realidad es que esta figura se ha flexibilizado tanto (hay perspectivas de que se flexibilice aún más) que, finalmente, todos los titulares de explotación que incurran en cualquier gasto de mantenimiento de la misma ya son considerados agricultores activos sin necesidad de comprobar si realiza ninguna actividad agrícola o ganadera ni cotización a la Seguridad Social y ni siquiera que tenga ingresos agrarios ni la mano de obra que genera en su explotación ni la residencia del agricultor en la comarca donde radica esa explotación.

Esta PAC, por tanto, premia la titularidad de la tierra, quien más tierra tiene más subvenciones recibe y menos las necesita. Atendiendo a la pregunta anterior ¿podríamos decir con estos datos que Extremadura es, además, la región de Europa con una distribución más injusta de las ayudas de la PAC? Los datos, sin estudios específicos, apuntan a lo peor.

Si nos preguntamos de nuevo ¿cómo puede ser que las explotaciones extremeñas perciban ayudas de la PAC por encima de la media española?. Unos pocos se llevan mucho y muchos se llevan muy poco.

Es tarea de todas pensar, debatir, proponer, pelear para que la PAC ayude a la agricultura tradicional, a nuestros pequeños y medianos agricultores y agricultoras, que genere empleo, facilite el acceso a la tierra de jóvenes y mujeres y frene la migración en nuestros pueblos.

Nos va la vida en ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s