La P.A.C. de PP y PSOE está acabando con el campo extremeño.

Lo hemos denunciado en repetidas ocasiones tanto en sede parlamentaria como allí donde requerían nuestra presencia. La P.A.C. (Política Agrícola Común) que defienden el Partido Popular y el PSOE ataca gravemente a los pequeños agricultores/as y ganaderos/as. Ahora los datos lo están confirmando.

Diapositiva2

Diapositiva1

En el año 2015 se eliminaron a los perceptores de 100 euros o menos, en 2016 tampoco la cobrarán los beneficiarios de menos de 200 euros y en 2017 se eliminará a los perceptores de menos de 300 euros. Esto hará que de los más de 30.000 pequeños agricultores que recibían la PAC hace dos años actualmente sean apenas 19.000 quienes que la cobren este 2016. Esto se verá agravado el año que viene con la eliminación de los que cobren 300 euros o menos. El recorte, como siempre por desgracia, se hace a los de abajo.

Este vídeo de hace más de dos meses es una muestra más de nuestro trabajo para que la Junta de Extremadura plantee las alternativas que les proponemos en defensa de la renta agraria de las pequeñas producciones.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FEugenioRomeroBorrallo%2Fvideos%2F853300034807233%2F&show_text=0&width=560

Nosotros/as tenemos muy claro qué modelo agrario queremos para Extremadura que es el de los pequeños agricultores/as y ganaderos/as, el que crea empleo, fija la población, produce alimentos de calidad y es sostenible en el tiempo. La Junta de Extremadura tiene muy claro que ese no es su modelo.

Habrá a quién la noticia del diario HOY les haya sorprendido, pero a nosotros/as no. Lo que nos sorprende es que los jornaleros y jornaleras y los pequeños/as productores/as sigan votando a quien les empobrece año tras año.

Seguiremos peleando duro para mejorar la vida de quien trabaja la tierra.

Ver en Facebook: 

https://www.facebook.com/EugenioRomeroBorrallo/videos/853300034807233/

Anuncios

Del toro manso me libre dios que del toro bravo me libro yo.

Llegaba el PSOE al gobierno extremeño vestido con piel de cordero, enarbolando la bandera de la transparencia, el diálogo y la participación ciudadana.

Pronto pudimos comprobar cómo, creyendo que seguía con las mayorías absolutistas de otros tiempos, presentaba unos presupuestos regionales sin previo diálogo con el resto de fuerzas parlamentarias, cuyo voto necesitaba para aprobarlos.

Siguió con los vetos en Consejo de Gobierno a las leyes que les planteamos desde PODEMOS Extremadura y continuó con la presentación de Proyectos de Ley por procedimientos de urgencia sin debate previo ni participación de la población extremeña. De nuevo nuestra intervención les hizo dar marcha atrás e incluir la opinión de los sectores implicados en toda tramitación previa a la aprobación de cada ley.

Todo un rosario de ejemplos -no me voy a parar a mencionar los incumplimientos sistemáticos de las medidas firmadas ante notario- de cómo el partido que se autodenomina socialista y obrero ha ido sufriendo una metamorfosis respecto a su entrada en el gobierno y acercándose a las tesis y formas del Partido Popular.

La más reciente -que no será la última que veamos- es lo ocurrido con el proyecto de Decreto por el que se regulan los documentos de acompañamiento de productos agrícolas y requisitos durante su transporte, cuya tramitación es sustancialmente mejorable tanto en el fondo como en la forma.

Los abanderados de la participación ciudadana dicen haber contado con la colaboración de las organizaciones profesionales agrarias, cooperativas agroalimentarias y la FEMPEX. Resulta curioso que no se les haya dado la palabra entre otros colectivos ni a asociaciones de parados/as ni a las personas que recurren al rebusco ni a representantes de los puestos de recepción de productos agrícolas, etc. Curiosa forma de participación ciudadana.

Para una cuestión tan sensible como esta y que afecta a tantas personas y tantos sectores en nuestra tierra se publica el periodo de alegaciones un 17 de agosto, con estivalidad y alevosía, como la funesta reforma del artículo 135 de la Constitución del gobierno de Rodríguez Zapatero. El periodo además se limita a siete días hábiles, por lo que las asociaciones y toda persona a las que no se les ha informado de este tema deben volar para presentarlas en tiempo y forma.

El proyecto de decreto obliga a llevar consigo hasta una docena de requisitos a toda persona que transporte más de 25 kgs de productos agrarios durante la campaña agrícola, es decir, “a lo largo de todo el año, salvo las aceitunas, cuya campaña agrícola se considerará finalizada el 1 de marzo, incluido este último día, y las uvas, cuya campaña agrícola se considerará finalizada el 15 de octubre, incluido este último día, salvo que dichas fechas resulten modificadas para una campaña agrícola determinada en aplicación de la disposición adicional única.

Datos tan inverosímiles como:

– Nombre y apellidos o razón social, N.I.F., domicilio o sede social y teléfono de la persona titular de la explotación agrícola de origen de los productos agrícolas, y también dichos datos del cosechero o cosechera, cuando se trate de uvas.

– Unidad de producción de origen de los productos agrícolas identificada por su referencia SIGPAC (municipio, polígono, parcela, recinto).

– Número de inscripción en el Registro General de la Producción Agrícola, y en su caso, número de identificación de la inscripción de la explotación y del cosechero en el Registro Vitícola.

-Copia del modelo normalizado de la última solicitud única de la PAC y actualización del registro de explotaciones presentado por la persona titular de la explotación agrícola de origen o por el cosechero o cosechera.

Así hasta doce requisitos que tendrán que llevar encima las personas que practiquen el rebusco, agricultores y agricultoras que cojan unas cajas o sacos de patatas, melones, tomates, etc; cualquier persona a la que le regalen productos agrícolas por encima de ese peso; personas con el encargo del dueño/a de traerle unos kilos de algún producto. A esto se le añade que cuando un/a agricultor/a salga de casa portando los requisitos sobre una finca no podrá desplazarse a otra si no tiene los papeles consigo. Cabe preguntarse también qué harán aquellas personas que no solicitan la PAC o han sido expulsadas de ese injusto sistema por recibir menos de 200 € de estas ayudas.

Una serie de medidas que choca con la propuesta de Flexibilización del Paquete Higiénico Sanitario que se aprobó hace unos meses en la Asamblea de Extremadura a propuesta de PODEMOS para facilitar la actividad de pequeñas producciones y producciones tradicionales. Un proyecto de decreto que perjudica por tanto al sustento de muchas familias en nuestra región.

Medalla de oro en burocracia con unas medidas que no acaban con los robos en el campo como dicen pretender, sino que supondrá una innumerable cantidad de problemas a agricultores/as a quienes se les limita su capacidad de movimiento, a la infinidad de personas que recurren al rebusco como última opción para llevar unos euros a casa, para el autoconsumo, para la alimentación animal, etc. Hay que recordar que el rebusco es una actividad legal recogida en la disposición final decimoquinta de la Ley Agraria de Extremadura como un “derecho consuetudinario“. Incluso el PSOE se presentó a las elecciones regionales de 2015 defendiendo en su programa electoral la “protección de prácticas agrarias tradicionales como el rebusco“.

Pretendían que llegáramos de vuelta de las vacaciones con todo el pastel cocinado, pero gracias a particulares y diferentes asociaciones que han dado la voz de alarma aún estamos a tiempo de hacer recapacitar a la Junta de Extremadura para que inicie un verdadero proceso de transparencia, diálogo y participación de todos los sectores implicados para proponer alternativas a las propuestas en este proyecto de decreto.

Del toro manso me libre dios que del toro bravo me libro yo.

cajahuerta

psoe

Ver en Facebook:

https://www.facebook.com/EugenioRomeroBorrallo/posts/850337905103446

Muere Edward Malefakis.

El pasado martes 22 de agosto, moría Edward Malefakis, uno de los más reconocidos historiadores sobre la Segunda República española y estudioso de la cuestión agraria.
Aprovecho esta noticia para rescatar su libro “Reforma agraria y revolución campesina en la España del siglo XX”, obra de cabecera de toda persona que intenta acercarse a la raíz de los problemas agrarios de nuestro país. Todo estudio o publicación que se precie sobre la problemática agraria y sus consecuencias durante la primera mitad del pasado siglo citan irremediablemente esta obra de Malefakis.
En este libro se trata, como no podía ser de otra forma, la cuestión agraria extremeña. Malefakis, como Yagüe -por diferentes motivos-, sabía del potencial del campesinado extremeño. Las consecuencias de lo que describe este libro las sigue sufriendo Extremadura.
No he encontrado un enlace para descargar el libro de forma gratuita. Os lo compartiré si lo encuentro.
Tenemos la obligación moral y la responsabilidad de estudiar la historia de nuestra tierra y compartirla para que llegue a todos los rincones de ciudades y pueblos. Los recortadores de derechos y libertades pagan ingentes cantidades de dinero para que se construya una narración histórica paralela a la real. Debemos dar lo mejor de nosotros/as mismos/as para rescatar lo que no se cuenta sobre nuestro país en los libros de texto. Debemos dar la batalla cultural porque “la Historia es nuestra y la hacen los pueblos”.
Apuntes del ayer para comprender el hoy y construir el mañana.
malefakismalefakis libro
Ver en Facebook:

El Salvador.

Marta, Luis Alonso, Giovanni, Jasmine, Fernando, Evana, Luis, Anabel, Emerson, Brenda, Kevin, Sofi, Erik, Natalia, Rodrigo, Marielba, Ana Iris, Heriberto, Helí, Carol, Guayo, Georgina, “Santiago”… nombres que aún tengo bien presentes tras mi paso por unos de los lugares más espectaculares que he visto nunca, El Salvador.

Un país con una riqueza ambiental, étnica y cultural desbordante y al mismo tiempo tremendamente empobrecido por un puñado de familias poderosas que no han dudado en utilizar al ejército en beneficio propio provocando miles de muertes y desapariciones.

El pueblo salvadoreño amanece mucho antes que el sol se asome en el horizonte, para intentar vender sus productos hasta varias horas después de que la luna haya hecho acto de presencia.

El Salvador se reinventa cada día. Con unas profundas raíces indígenas ancladas en el tuétano de la historia trabaja duro para modelar con la suavidad de las manos que acarician el fruto de la milpa un futuro de hierro que aporte paz y prosperidad.

En mis conversaciones con algunas de las personas que antes citaba se repetían inquietudes, preguntas, temores, anhelos. Todas ellas, de diferentes edades y trayectorias, compartían su curiosidad por cuándo, por qué y cómo había surgido en España ese proyecto de transformación social que es PODEMOS, al mismo tiempo que transmitían cierto hartazgo y desilusión con los dos partidos tradicionales salvadoreños.

Me pareció vivir una especie de déjà vu, retroceder espacio-temporalmente a las grandes movilizaciones populares del 15M de 2011, de las Marchas de la Dignidad en 2014 o la Plataforma de Afectados/as por las Hipotecas.

Estas personas que compartían esas reflexiones y que se están politizando -entiéndase como pasando a poner temas políticos en sus conversaciones cotidianas- serán sin saberlo las que dentro de unos años sean protagonistas en primera persona del cambio que está bullendo en El Salvador a consecuencia de unos partidos tradicionales que no están dando de sí lo que se esperaba de ellos.

Una de esas personas me dejó escrito en un libro un fragmento de uno de los poemas del salvadoreño Roque Dalton:

El Salvador será un lindo

y (sin exagerar) serio país

cuando la clase obrera y el campesinado

lo fertilicen, lo peinen, lo talqueen,

le curen la goma histórica,

lo adecenten, lo reconstituyan

y lo echen a andar sus jóvenes.

Sin querer -creo- añadió las dos últimas palabras al párrafo de su paisano haciendo, si cabe, aún más hermosa la composición. No puedo estar más de acuerdo con la modificación involuntaria de la misma. Las/os jóvenes de El Salvador serán quienes definitivamente portarán con orgullo la bandera del nahuatl-pipil, de los pueblos indígenas, de quienes trabajan sus campos. Ellas/os serán quienes honrarán como se merece la memoria de Monseñor Romero, Elba y Celina Ramos, Rutilio Grande, Prudencia Ayala, Ellacuría, El Mozote, Perkín… La juventud salvadoreña tomará irremediablemente las riendas de su país para comenzar a poner los cimientos de un nuevo proyecto para el Pulgarcito de América.

Mientras, a este lado del Atlántico, debemos seguir trabajando duro con humildad, responsabilidad y generosidad pues están puestos sobre nosotras/os más ojos y esperanzas de lo que nos creemos.

Vamos a ello.

13923780_840267492777154_2576320711070085528_o

Ver en Facebook: https://www.facebook.com/EugenioRomeroBorrallo/posts/846905922113311:0

 

La dehesa.

Una de las mayores joyas de nuestro territorio es la dehesa. El pasado lunes El País publicaba un interesante artículo titulado “La falta de rentabilidad acelera el abandono de las dehesas

En este artículo se recogen varias patas de la silla en la que se sostienen algunos de los problemas que acucian a este ecosistema de riqueza ambiental incomparable que además contribuye a fijar población al medio rural.

Se recogen testimonios que vienen a aportar causas y consecuencias de los peligros que se ciernen sobre la dehesa: abandono, falta de rentabilidad, la seca, producción intensiva, envejecimiento y falta de reposición de ejemplares, abandono del pastoreo, tuberculosis bovina, aumento de los costes de producción ganadera, desidia de las administraciones, aplicación perjudicial de la PAC y el Coeficiente de Admisibilidad de Pastos, falta de relevo generacional, etc.

Todo ello no deja de ser cierto, son factores que influyen negativamente en el manejo y sostenibilidad de la dehesa aunque no menciona, por ejemplo, el problema derivado de la inclusión del sector corchero en la normativa de la construcción dando lugar a una gran preocupación en todo el gremio. Pero en lo que no profundiza ni cuestiona este artículo es en el por qué de los precios de la gran variedad de materias primas que se obtienen de la dehesa, es decir, las leyes del mercado y sus consecuencias nefastas para nuestra tierra. Me centraré en una de ellas. El corcho.

Después de hablar con diferentes profesionales del sector intentaré aterrizar el artículo a la realidad extremeña para que la silla no quede coja.

En Extremadura tenemos, redondeando, un millón cuatrocientas mil hectáreas de superficie adehesada, una tercera parte del total de nuestro país. La compra-venta del corcho que se extrae de ella es -según sus testimonios- monopolizada por dos grandes empresas, en primer lugar el gigante Amorim Forestal, de capital portugués, con un volumen de negocio de 605 millones de euros anuales , y en segundo lugar Diam, de capital francés. Ambas han ido acaparando progresivamente en los últimos años el mercado del corcho extremeño pactando los precios -según las personas consultadas- tanto en origen como en producto final y haciéndolos inasumibles para las pequeñas empresas corcheras extremeñas.

Les preocupa que se haya monopolizado el mercado del corcho delgado a través de un conglomerado de empresas pertenecientes a la firma Amorim. Lo mismo ocurre con el conocido como “tapón técnico” que se fabrica con los recortes/desperdicios del corcho. Tienen patentado ese tipo de tapón por lo que controlan todo su mercado y al obtenerse de restos de corcho de bajo precio obtienen una rentabilidad muy alta.

Aún no controlan el 100% del corcho de buena calidad por lo que es la única parte a la que pueden aspirar las empresas extremeñas aunque las posibilidades se van estrechando año tras año porque no pueden competir con los amplios márgenes de beneficio con los que cuentan las dos grandes empresas.

Se preguntan cuántas pequeñas empresas corcheras extremeñas habrán cerrado en los últimos quince años. ¿Qué hace para evitarlo el gobierno central? ¿Qué hace la Junta de Extremadura?. Les preocupa que si no se hace nada dentro de muy poco controlen el 100% del sector y entonces tendrán vía libre para dejar los precios de compra al mínimo y anular así la ya estrecha rentabilidad de los productores. En este sentido, como siempre, los pequeños productores son los que más notan las consecuencias de la monopolización del sector. De esta forma el futuro y los jornales de sacadores, podadores etc se verían muy afectados. ¿Qué futuro les espera a las comarcas corcheras extremeñas?

Añaden también que mientras los pequeños propietarios se esfuerzan en mantener sus fincas en buen estado, cada vez les cuesta más esfuerzo sacar la corcha en fincas -sobre todo las de mayor tamaño- en las que los alcornoques no han tenido un buen manejo o están semiabandonados.

Lo que el artículo no menciona, en definitiva, es que el desarrollo de oligopolios presentes no sólo en este sector sino en otras producciones estratégicas, está minando el futuro de un sector asociado a un sistema representativo de gran parte de nuestra región y considerado por la UE como de alto valor ecológico.

Es conocido que la Junta de Extremadura ha concedido jugosas subvenciones públicas a estos gigantes del corcho y sin embargo ahora gran parte de la producción de corcho extremeño “descansa” en Setúbal. El gobierno extremeño debe ponerse manos a la obra de una vez por todas para evitar que nuestra tierra siga siendo un mera productora de materias primas donde apenas se controlen las fases de transformación y comercialización. Debe apostar de forma clara y contundente por fortalecer las pequeñas producciones y las diferentes alternativas de asociación de pequeños productores que están surgiendo en las diferentes comarcas corcheras porque eso es apostar por el empleo, la fijación de la población y la lucha contra la despoblación. Eso es apostar por los productos extremeños. Eso es apostar por un economía verde.

Eso es apostar por Extremadura.

 photo2202399556086881

corcho

Ver en Facebook: https://www.facebook.com/EugenioRomeroBorrallo/posts/846406675496569