El Comité Intercentros de RTVE se solidariza con los/as imputados/as en el juicio de la #RentaBásica

El Comité Intercentros de RTVE (Radio Televisión Española) se solidariza con los/as imputados/as en el juicio de la Renta Básica y pide a la dirección de RTVE que renuncie a cualquier acción judicial contra nosotros/as.

comité intercentros tve nota juicio tve merida 16 feb

Infinitas gracias, compañeros/as.

La solidaridad es la ternura de los Pueblos.

Más información sobre el juicio aquí -> https://eugenioromeroborrallo.com/2016/03/23/la-historia-nos-absolvera-juicio-de-la-renta-basica-en-extremadura/

Anuncios

La Historia nos absolverá. Juicio de la Renta Básica en #Extremadura.

El macrojuicio político de la Renta Básica en Extremadura se acerca. Será los días 16 y 17 de Junio. Queda apenas un mes y medio.

La ley Mordaza se ceba en Extremadura con los más pobres. Los Campamentos Dignidad se sientan en el banquillo. El único delito cometido es el de no callarse ante las injusticias.

En esta página iré aportando diferente material bibliográfico y audiovisual sobre el juicio. Nos llegan apoyos de todos los territorios y os los iré mostrando.

  • Comienzo con el más actual, este vídeo grabado el pasado viernes 11 de Marzo dentro de las Jornadas de Formación organizadas por los Campamentos Dignidad. 

 

  • Así mismo comparto una imagen para canalizar toda la solidaridad que nos está llegando a través de una caja de resistencia para hacer frente a las multas que nos pondrán por luchar contra la pobreza.

photo_2016-03-23_23-06-00.jpg

  • El Comité Intercentros de RTVE (Radio Televisión Española) se solidariza con los/as imputados/as en el juicio de la Renta Básica y pide a la dirección de RTVE que renuncie a cualquier acción judicial contra nosotros/as.

comité intercentros tve nota juicio tve merida 16 feb

Infinitas gracias, compañeros/as.

La solidaridad es la ternura de los Pueblos.

  • Aquel 11 de Febrero de 2014 éramos 19 personas paradas, desahuciadas, solicitantes de renta básica.
    Dos años después somos 18. El compañero José Giménez Lorente murió al no poder hacer frente a los gastos de los medicamentos de su enfermedad. Tenía que elegir: comida o medicinas. Estaba sentenciado.

    El día 4 de Junio en Mérida celebraremos un acto solidaridad con diferentes intervenciones de compañeros/as y conciertos.

    Los días 13, 14 y 15 de Junio iniciaremos una marcha desde Mérida que terminará en la puerta del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (Cáceres).

    Han confirmado su presencia compañeros/as de diferentes puntos del país.

    photo_2016-04-30_11-24-34.jpg

    Sólo el pueblo salva al pueblo.

25 de Marzo, el verdadero Día de Extremadura.

Artículo escrito a cuatro manos con el amigo Manolo Cañada:
– en eldiario.es

– en kaosenlared

Cinco de la madrugada del día 25 de marzo de 1936. Como por ensalmo, en 280 pueblos de Extremadura más de 60.000 campesinos se concentran provistos de azada y demás instrumentos propios para efectuar un deslinde” . Sin hacer ruido apenas, se juntan en las afueras de los pueblos y emprenden el camino hacia las 3.000 fincas señaladas. Se está gestando la ocupación de tierras más multitudinaria que han visto los tiempos. La Federación Nacional de Trabajadores de la Tierra (FTT-UGT) ha aprendido de la huelga general derrotada en junio de 1934 y ha llamado a extremar la cautela, a trenzar contención y firmeza.

Un grandioso movimiento de labradores sin tierra, yunteros, braceros y jornaleros de toda condición, viene buscando la aurora, quebrando los albores de una nueva época. En el aire tiembla la imperecedera utopía campesina, el sueño centenario de la reforma agraria. Evitad los choques con las fuerzas del orden público. Pero ni un solo paso atrás. Aquí estoy y aquí me quedo” , esa es la consigna. Burros, azadas, arados, puños en alto, gritos de Viva la República: esas son sus subversivas armas. Una conmoción atraviesa Extremadura de punta a punta, como lo hacen el Tajo y el Guadiana. Ese día, ante el asombro de propios y extraños, está floreciendo en el campo extremeño la semilla sembrada durante años de explotación, regada con sudor y hambre.

El 25 de marzo ha triunfado. No hay guardia civil suficiente para detener tanto anhelo de justicia, tanta ansia de redención. Una larga resistencia de siglos se condensa en esa jornada de liberación. En Extremadura, desde tiempos inmemoriales, la tierra ha estado concentrada en manos de unos pocos. La Corona, la Iglesia, las Órdenes Militares, la nobleza, la burguesía, los dueños absentistas se han ido pasando de mano en mano la propiedad de la tierra al tiempo que oprimían descarnadamente al campesino, manteniéndolo justo en el límite de la supervivencia. Ahora, en esta primavera insumisa está cuajando la repulsa de generaciones de jornaleros al desafuero hecho ley, al despojo de los bienes comunales, a la mercantilización de la tierra, a la desamortización para gloria de la burguesía. En este marzo de esperanza resuenan las ocupaciones del sexenio revolucionario (1868-1874), el bandolerismo social, la asociación Germinal y el primer Congreso Obrero en la Torre de Miguel Sesmero (1901), los motines del pan, la represión a los rebusqueros, el caciquismo, Castilblanco, los 600 jornaleros extremeños encarcelados en junio de 1934, los incontables muertos, la paciente siembra de otro mundo posible sin explotación donde al fin puedan hermanarse las palabras Tierra y Libertad.

En Extremadura es donde los yunteros se habían convertido en el grupo campesino más politizado de España , escribió Malefakis. O lo que es lo mismo, más consciente, más organizado, más capaz de representar el interés general de la sociedad. La clase obrera campesina de Extremadura se hizo pueblo y le dio la vuelta a la vieja cantinela del extremeño domesticado; como recuerda Víctor Chamorro, donde ponía “Bienaventurados los mansos porque ellos poseerán la tierra (de arriba), el pueblo inscribió un nuevo rótulo: “Bienaventurados los bravos que se atrevan a defender su derecho a la tierra (de abajo), porque de ellos será un trozo de tierra arable, pisable, con la que combatir el hambre y con la que cambiar la vergüenza del hambre por la dignidad .

¿Cómo es posible que la inmensa mayoría de los extremeños y extremeñas desconozcan la mera existencia de esta fecha en la que, además, con toda seguridad participaron algunos de sus familiares? ¿Cómo se explica que este hito histórico tan trascendental en la historia de Extremadura y de España no sea objeto de estudio, al menos, en todos los Institutos de nuestra tierra? La respuesta está en el presente. El 25 de marzo quema. A pesar de que han pasado 80 años todavía levanta sarpullidos entre las clases dominantes. Y si quema es porque esa fecha resume la historia de Extremadura pero, sobre todo, porque interpela a nuestro presente.

Porque, ¿qué pasó después del 25 de marzo? Después vino la venganza de los señoritos,  el golpe militar, la sangre corriendo a borbotones en la Plaza de Toros de Badajoz, el plan de exterminio de todos los que habían osado participar en las ocupaciones y asentamientos. Como ha explicado magistralmente Francisco Espinosa, las ocupaciones campesinas, lo que él ha llamado la primavera del Frente Popular, son el vaso que colma los miedos y el afán de represalia de las clases dominantes. Por si quedaba dudas, Franco se instala en el Palacio cacereño de los Golfines el 26 de agosto de 1936 y es allí aclamado como jefe de Estado.

Hay que dar un escarmiento que llegue a la décima generación”, afirman sin rubor. La alianza de heraldos, caciques, tricornios y bonetes impone una represión brutal. La nueva situación “supone tal abismo que sólo puede ser percibido como la materialización de un nuevo modo de vida creado específicamente para seres considerados inferiores y carentes de todo derecho.  Tras la derrota, vuelven el cortijo, el “a mandar que para eso estamos”, Azarías y Paco el Bajo, la humillación como cotidianidad para el campesino.

Y después del genocidio político, el genocidio social. Represión, colonización y emigración son las tres palabras que resumen los 40 años de dictadura en Extremadura. El Plan Badajoz lavaba la cara al régimen pero fortificando los intereses de los terratenientes. Y al pueblo llano se le condenaba a coger la maleta. Entre 1950 y 1977 emigraron de Extremadura 645.000 personas, es decir, el 45% de su población; de esos emigrantes, la mayor parte tenía entre 20 y 40 años. Este éxodo de miles de jóvenes hundió aún más en la pobreza y el subdesarrollo a nuestra tierra.

La transición democrática no hizo frente a las injusticias estructurales. El saqueo de Extremadura continuó por otros medios. Los herederos del orgulloso terrateniente de la autarquía se convirtieron al neoliberalismo o al social-liberalismo, pero eso sí, pasando a ser los principales beneficiario de las subvenciones comunitarias.  A pesar de los conatos de lucha popular (Valdecaballeros, movimiento obrero, jornaleros), las clases dirigentes pudieron renovar sus élites sin grandes trastornos. Y el sueño de la reforma agraria se enterraba con paletadas combinadas de PER, reconversión agraria y “feroces” amagos mediáticos de expropiación por parte de la Junta. Un nuevo clientelismo político que tomaba el relevo al veterano caciquismo, acompañaba a la modernización económica que, en lo fundamental, mantenía intactos los pilares de las relaciones de propiedad y de dominio.

Justamente una de las mejores expresiones simbólicas del gatopardismo en Extremadura, del que todo cambie para que nada cambie,  fue la fecha elegida como Día de Extremadura. “¿Se le ha aparecido al presidente de la Junta de Extremadura la Virgen de Guadalupe?” preguntó con sorna el diputado comunista Manuel Parejo ante el anuncio sorpresivo de la fecha impuesta por Ibarra. Mientras que en Andalucía se entronizaba el 28 de febrero, momento de afirmación del pueblo andaluz frente al gobierno central o en Castilla-León se elegía la referencia de los Comuneros de Villalar, en Extremadura se hacía coincidir el Día de la Comunidad con la tradicional peregrinación al Monasterio de Guadalupe, mezclando lo religioso y lo político, seleccionando así uno de los emblemas preferidos de los resignadores y del nacional-catolicismo.

Y llegamos a nuestros días. Hace unas semanas se hacía público que el jeque árabe propietario del Manchester City, Mansour bin Zayed, es el nuevo propietario de la Rusal, una finca de 8.200 hectáreas en el término municipal de Valencia de las Torres. Ya se sabe: en Extremadura la tierra sigue siendo “para las ovejas, los caballos, las rehalas, los toros de lidia y los cerdos ajenos. Para el jornalero sólo tierra estrecha y la diáspora de sucesivas extremaduras trashumantes (Víctor Chamorro). Y mientras tanto, una nueva oleada de emigración se inicia en nuestra tierra.

Ante nosotros, una nueva acumulación de capital basada en el despojo de las clases populares a la que llaman neoliberalismo o austericidio. Pero ante nosotros también el despertar del pueblo, la posibilidad de un cambio real, por primera vez en décadas. Y es ahí donde brilla, como un recuerdo en un instante de peligro, la memoria del 25 de marzo. Una fecha que nos habla del orgullo, del empoderamiento y del coraje de un pueblo, que crea identidad extremeña.  Que resume la lucha de las generaciones de Extremadura contra la explotación, la servidumbre y el subdesarrollo. Que nos dice que ha de cumplirse “la voluntad de la Tierra que da sus frutos para todos”. El 25 de marzo es la Laguna de Ruidera de la historia de Extremadura, su momento más alto. Ese día germinó la semilla de la dignidad extremeña, regada por el esfuerzo diario y el coraje continuo de quienes no forman parte de la historia “oficial” de Extremadura.

Una luz cegadora llega hasta nuestros días. No es historia, es presente, es tiempo-ahora, es pasado de lucha en el que encender la chispa de la esperanza. Sí, “existe una cita secreta entre las generaciones del pasado y la nuestra, como decía Walter Benjamin. Y en Extremadura la cita secreta inapelable entre las generaciones de oprimidos de ayer y de hoy se llama 25 de marzo. Ha llegado la hora de reclamar que éste sea el nuevo Día de Extremadura.

spain-2bextremadura-2ba2bcommittee2bof2bpeasants2bsaluting252c2bwith2btheir2bfists252c2bmilitians2bleaving2bto2bjoin2bthe2bforces2bin2bmadrid-2b1936Extremadura. 25 Marzo de 1936.

Desahucios.

 

Podría ser la imagen de una operación policial para desmantelar una organización criminal como la Noos, Gürtel, ERE, Bárcenas, Pokémon, Púnica, Campeón, etc.
Podría ser la imagen del arresto de ladrones con corona o sin ella, pero no, es el desahucio de dos familias con menores cuyo único delito es ser pobres, es no haber tenido suerte ni oportunidades en la vida.
Se quedan en la calle por ocupación ilegal como si las urbanizaciones de los altos cargos políticos y empresariales de nuestra tierra y más allá construidas en zonas de especial protección fueran legales, eso sí, ellos/as no han cometido el delito de ser pobres.
¿Para esto es para lo que vale el famoso Protocolo de desahucios?.
Poca vergüenza tienen los que se limpian la cara con las desgracias ajenas.
Es nuestro fracaso como sociedad y en la organización está la respuesta. Si la próxima vez se encuentran con 50 o 100 personas en la puerta no habrá escopetas ni pasamontañas que puedan con la dignidad humana.

http://www.hoy.es/plasencia/201603/15/desalojo-viviendas-sociales-20160315000222-v.html

1915832_763352593801978_1148291411889348283_n.jpg

Facebook: https://www.facebook.com/EugenioRomeroBorrallo/photos/a.622698014534104.1073741828.621902174613688/763352593801978

 

Ponencia: 25 de Marzo de 1936. Historia y actualidad.

El pasado sábado, dentro de las Jornadas de Formación de los Campamento Dignidad Extremadura, presenté una interesantísima ponencia titulada “25 de Marzo de 1936. Historia y actualidad.” a cargo de Roberto Carlos Montañés, historiador y profesor del I.E.S “Valles de Gata” de Hoyos (Cáceres).
Aquí pueden ver la ponencia completa:

La fecha del 25 de Marzo de 1936 está en la raíz de la actual situación económica, agraria, productiva y social de Extremadura.
Una fecha que debería ser objeto de estudio, al menos, en todos los Institutos de nuestra tierra. Un hito histórico que refleja el alto grado de concienciación y la potencia de las movilizaciones agrarias extremeñas de la época.
Una fecha en la que, como dice nuestro paisano, Víctor Chamorro, los extremeños y extremeñas dieron la vuelta al discurso de siglos de: “Bienaventurados los mansos porque ellos poseerán la tierra (de arriba)” por el de “ Bienaventurados los bravos que se atrevan a defender su derecho a la tierra (de abajo), porque de ellos será un trozo de tierra arable, pisable, con la que combatir el hambre y con la que cambiar la vergüenza del hambre por la dignidad.“.
Una fecha que crea identidad extremeña.
Orgullo de Extremadura.

En Facebook:

https://www.facebook.com/EugenioRomeroBorrallo/videos/763129650490939/

Cuando la “igualdad” son ocho letras.

Escribía hace unos días lo estéril y peligroso de reducir a declaraciones institucionales las manifestaciones políticas en favor de la igualdad real entre hombres y mujeres. Esta equidad debe ir mucho más allá de favorecer las mismas posibilidades de acceso a un puesto de trabajo o de recibir un mismo salario y condiciones laborales cuando se ostenta un mismo cargo.
La violencia que se ejerce contra las mujeres por el simple hecho de serlo también va mucho más allá de los asesinatos. Es como la gota constante que horada la roca de las más fuertes personalidades femeninas.
Este es el cruel día a día de las mujeres en los diferentes países y sectores laborales. También en la política. Lo han denunciado repetidamente las valientes que dan el paso a la representación institucional. Por atreverse a entrar en un coto privado masculinizado comienzan su carrera política tres peldaños por debajo, uno por ser nuevas en las instituciones, otro por ser mujer y otro por ser joven. También ocurre esto en Extremadura. Es el caso de mis compañeras de grupo parlamentario. Tienen que esforzarse el triple que cualquier otro para que se les trate de igual a igual. Diferentes compañeras víctimas de diferentes micromachismos.

No voy a hablar del aumento del ruido en las bancadas de los partidos cuando alguna de ellas interviene en Pleno, ni de miradas, ni de sonrisas. Voy a hablar del tercer caso que presencio en la Asamblea de Extremadura, que no significa que sólo haya habido tres. El primero lo dejé pasar. El segundo no. El segundo se lo comuniqué a la Presidenta de la Asamblea de Extremadura para que tomara medidas de forma “discreta” porque yo no tenía ningún problema en tomar medidas menos discretas.
El tercero ya lo voy a hacer público. Ha ocurrido esta mañana en la Comisión de Medio Ambiente y Rural que constaba de la comparecencia de dos Directores Generales y una pregunta. Tras la segunda comparecencia se alude al portavoz del PP y a la portavoz de PODEMOS Extremadura, mi compañera, Irene De Miguel. El portavoz del grupo parlamentario popular por alusiones pide la palabra al presidente de la comisión en virtud del artículo 137 del Reglamento de la Asamblea de Extremadura. El presidente le dice que la intervención por alusiones no se recoge en el artículo 137 pero de todas formas le da la palabra para que aclare lo que crea conveniente. Seguidamente la portavoz del grupo parlamentario PODEMOS Extremadura pide la palabra por alusiones pero el presidente no se la concede como sí ha hecho con su compañero de partido, quien aludía a un artículo equivocado.
Posteriormente se sustancia la pregunta y antes de levantar la sesión la portavoz de PODEMOS Extremadura vuelve a pedir la palabra amparada por el artículo 134.a, que dice textualmente:

alusionesEn esta dirección http://doe.gobex.es/pdfs/doe/2015/700o/15RE0001.pdf pueden consultar el Reglamento de la Asamblea de Extremadura.

Tras un intercambio de pareceres el presidente de la comisión responde: “no le dí la palabra y tampoco se la doy ahora“.
El resultado final es que le dio la palabra a su compañero de partido aludiendo a un artículo equivocado y no se la dio a mi compañera que sí aludía al artículo correcto.
Levantada la sesión y ante mi insistencia de que había interpretado el reglamento a su antojo le pido que consulte al letrado que es quien mejor conoce las cuestiones jurídicas y se despide diciendo que “el letrado es quien interpreta y yo, como presidente, soy quien decido.”
Se dio voz a un hombre que aludía a un artículo equivocado y se silenció a una mujer que aludía al artículo correcto. Uno pudo aclarar su posición, la otra no. Por supuesto, vamos a presentar queja por vía parlamentaria.
Estos son los datos. Saquen sus propias conclusiones.

Vídeo resumen de lo ocurrido en torno a las alusiones a los/as diferentes portavoces https://www.facebook.com/EugenioRomeroBorrallo/videos/761679313969306/

Enlace completo a la Comisión de Medio Ambiente y Rural de 14 de Marzo de 2016. https://www.youtube.com/watch?v=JTcImCJHZug

A tí, mujer.

Hoy quiero escribir unas palabras en recuerdo de unas mujeres extraordinarias y comunes, un homenaje a unas mujeres concretas y generales.
 
Quiero traer al presente y rescatar del pasado a ese grupo de mujeres valientes de mi pueblo, Guareña, que hace cuarenta años dieron un paso al frente en sus propias vidas y decidieron crear la Cooperativa de mujeres “Luis Chamizo”.
A principios de los años 70, cuando el franquismo nominal daba sus últimos coletazos un puñado de vecinas de Guareña se autoorganizaron en una cooperativa textil en la que pusieron sus sueños, sus precarias máquinas de coser y, en muchos casos, su salud.
Con el esfuerzo diario, la alegría de quien hace lo que le gusta y una inteligencia innata este grupo de mujeres vio cómo su producción, instalaciones y maquinaria crecían.
Después de casi tres décadas de trabajo solidario y de generación de liderazgos y empoderamiento femenino la crueldad del sistema capitalista hizo que los pedidos viajaran a países lejanos en distancia y en cumplimiento de los derechos humanos.
 
También quiero recordar hoy a esas mujeres de Guareña que recorrían varios kilómetros con el canasto a la cintura para lavar la ropa de quien no podía o no quería, tanto en pueblos cercanos como en el nuestro.
Su rutina diaria suponía poner un pie detrás de otro, llegar a un pueblo concreto, coger la ropa, volver a Guareña, lavarla, ponerla a secar, anudarla (por ejemplo) con una sábana y desandar el camino hasta el pueblo mencionado con la ropa limpia en la cabeza o al cuadril para volver por el mismo camino hasta Guareña.
Este trayecto lo realizaban varias veces al día. Era lo que había para llevarse un pedazo de pan a la boca.
 
Mujeres como las de la cooperativa o las lavanderas han levantado familias enteras incluso de varias generaciones. Para ellas no había noche ni día, ni lunes ni domingos. Adversidades ante las que se crecieron, vencieron y las hicieron más fuertes.
Mujeres como ellas deberían tener reconocimientos públicos en cada pueblo, calles, jornadas de difusión y debate. Ellas deberían protagonizar los libros de crónicas locales por desgracia plagados de historias y personas bastante menos interesantes.
Ellas escribieron la Historia con sus vidas.
 
Decía al principio que eran extraordinarias y concretas por la labor específica que realizaban y la localización acotada a mi pueblo. Decía generales y comunes porque el trabajo abnegado de la mujer es una generalidad en cualquier gremio y en cualquier punto del planeta.
Hoy y siempre, mi recuerdo a estas mujeres universales.
inauguracion-cooperativa-de-mujeres
Cooperativa de mujeres “Luis Chamizo”. Guareña. 1980.
10987476_1389698834678323_8829749481891933801_n
Lavanderas. Principio del siglo XX. Lugar indeterminado.
resizer
Representación contemporánea de lavanderas en Alange (Badajoz).

En memoria de Berta Cáceres. En memoria de la tierra.

La lucha por la tierra sigue cobrándose vidas aunque esto no abrirá telediarios ni será motivo de programas de debate. 
Esta semana asesinaban en su propia cama a Berta Cáceres, líder campesina indígena hondureña, reconocida y premiada internacionalmente.
Ella lideró la lucha contra los poderosos de dentro y fuera de su país. Ganó alguna batalla por proteger el rio Gualcarque, por ejemplo, pero le costó la vida.
De las consecuencias que conlleva la lucha por la tierra sabemos bastante en Extremadura, aunque haya que bucear mucho entre las fuentes de documentación. La represión sufrida tras los sucesos de Castilblanco (Badajoz) en 1931 o tras las ocupaciones masivas de tierra en el 1936 fueron ejemplarizantes para evitar que se contagiara esa dignidad que encarnaban aquellos/as jornaleros/as o, como en este caso, Berta Cáceres.
En la actualidad, uno de los casos más claros de la lucha por la tierra es la del Sindicato Andaluz de Trabajadores/as (S.A.T.). Por trabajar la tierra para alimentar a quienes menos tienen han sido duramente perseguidos y castigados. Numerosas multas y procesos judiciales se les acumulan. Ese era también el caso de Berta Cáceres.

En Extremadura se encargan que aquellos acontecimientos queden ocultos, en Andalucía se invisibiliza las acciones y conquistas del S.A.T. y en Honduras se persigue a quienes luchan por la madre tierra. Todo por la misma razón: que no germine la semilla que han puesto todas estas personas, que no se contagie la dignidad de quienes quieren poner lo que es de todos/as al servicio de todos/as.

Berta continúa viva en nuestros corazones. Con su ejemplo surgirán muchas Bertas más.
Berta vive!
La lucha sigue!

Entrevista a Berta Cáceres. https://www.youtube.com/watch?v=Yiu_G9gdQ4g
Noticia de La Vía Campesina http://viacampesina.org/es/index.php/temas-principales-mainmenu-27/derechos-humanos-mainmenu-40/2581-ante-el-asesinato-de-nuestra-companera-bertha-caceres

Artículo en EL PAÍS

12809510_757734784363759_5497884952980880185_n12799325_757738684363369_2281691558854745806_n980717_757736324363605_4488422139824174389_o10357525_757734781030426_4449617667381700754_n
En Facebook: